Democracia y libertad bajo pena de multa

Noticias

“Las personas que no emitan su voto en los comicios presidenciales del próximo 12 de octubre serán sancionados con una multa de 400 bolivianos y no podrán rea­lizar transacciones financieras a nivel nacional”, sentenciaron los vocales del Tribunal Supremo Electoral (TSE).

La democracia supone la eliminación de toda forma de coerción, la satisfacción de las amplias demandas materiales y espiritua­les del ciudadano; la transformación de la coerción en una actividad insubordinado que es un derecho y que honra a todos. La libertad es la capacidad de autodeterminación de la voluntad, que permite a las personas actuar como anhelen. Es un requisito imprescriptible para muchas cosas buenas; pero las cosas buenas deben crearlas la dignidad, los impulsos, la voluntad, anhelos y creencias de aquellos que disfrutan la libertad.

De la dignidad de la persona humana surge el derecho de par­ticipar activamente en los asun­tos públicos y contribuir al bien común de los ciudadanos… El ser humano debe tener tam­bién la protección jurídica de sus derechos y libertades, una protección que de­be ser oportuna, eficaz, imparcial y confor­me a las verdaderas normas de la justicia…

En nuestros días, en los que hay un problema de organizar sociedades políticas jurídicamente con plena cultura cívica, es necesario primeramente que sea escrita, en concisa y cla­ra fraseología, en concordancia con la Declaración Universal de los Derechos Humanos fundamentales, y que ella sea incluida en las le­yes básicas del Estado…

Sin embargo, los derechos a los que nos hemos referido, muestran claramente que los hombres de nuestra época han llegado a ser cada vez más conscientes de su dignidad como seres humanos. Esta conciencia los lleva a recla­mar una participación en la ad­ministración pública de su país, y al propio tiempo responde a la demanda de que sus propios de­rechos, inalienables e inviolables, sean protegidos por la ley. Ni esto es suficiente; porque los hombres también reclaman que los funcionarios públicos sean ele­gidos de conformidad con los procedimientos constitucionales en la libre utilización de su derecho político y que ejerzan sus funciones propias dentro de los límites de la ley.

Queda claro que en la Bolivia del proceso de cambio, existe una contradicción fundamental sobre la «democracia» y las «libertades» en la práctica de un apócrifo «socialismo», que se basa en la filosofía de la imposición sin reconocer el derecho de cada ciudadano a decidir sus voluntades y partici­par voluntariamente de su preferencia político partidista.

Las elecciones son un elemento fundamental de la democracia, que mediante el voto expresamos nuestra preferencia como una manifestación voluntaria, la misma que puede ser en blanco, pifiado, como también la inasistencia a un recinto electoral, como una expresión de la democracia y de las libertades. Para hacer realidad el pleno ejercicio del derecho político, es necesario que haya libertad sin multas.

Waldo Panozo Meneces

Politólogo – Policía

5 thoughts on “Democracia y libertad bajo pena de multa

  1. Pingback: buy viagra canada

Comments are closed.