Programa del MAS prescinde de la policía y de la seguridad ciudadana

Noticias

Todos los días en los medios de comunicación social se puede ver, leer y escuchar noticias sensacionalistas, aterradoras que atenten contra la seguridad ciudadana —atracos, asaltos, violaciones, contrabando, narcotráfico, microtráfico, etc. etc.— Es muy vasto el problema relativo a la llamada “seguridad ciudadana”, puesto que aquí se chocan no sólo dos opiniones respecto de un programa concreto de có­mo cumplir con el bien común para el entorno societario y como utilizar a la Policía Boliviana para beneficio político partidista, son dos maneras distintas de entender la se­guridad.

Estas noticias para el gobierno del MAS, parecería que significa una melodía para deleite de sus oídos, no debería extrañarnos si quienes se encuentran en la administración del Estado, vienen de ciudadanos que tenían actividades ilícitas del sector cocalero, terroristas y hasta asesinos de perros, que no son muy allegados de los policías por estas actividades. Más aun considero que se encuentran en la lógica de la venganza, determinada en la publicación de su programa de gobierno 2015 – 2020. Echando por tierra toda esperanza de los ciudadanos honestos.

El presidente Evo Morales plantea 12 puntos en su propuesta de programa de gobierno en el que no contempla la quimérica «seguridad ciudadana» dejando al libre albedrio a todos los delincuentescomo una nueva estrategia extraor­dinario, seguramente de la denominada ‘dictadura del proletariado’ —Marx—, pero con una innovación por ‘la dictadura de la delincuencia’ dejando de lado la seguridad ciudadana; sin embargo los miembros de la institución policial propenden a garan­tizar una seguridad igual para todos, si es que hubiese respeto a la Misión Constitucional de la Policía Boliviana, para reducir los índices de inseguridad y continuando dando una nueva confianza a la sociedad sobre la función policial, hasta llegar al cumplimiento eficaz del bien común sin injerencia político partidista.

Al analizar estos dos enfoques resulta evidente que al socialismo del MAS le es necesaria la inseguridad ciudadana y el control de algunas oficinas para su fin político y otros intereses sectarios, como lo hizo con identificación personal y las licencias de conducir, desde la siguiente hipótesis: 1. Desmembrar la institución tutelar del orden bajo la dirección del gobierno departamental, entregar dos especialidades policiales a merced del gobierno municipal y a otra institución. 2. Es conveniente continuar con la inseguridad, porque de una u otra manera se distrae a la sociedad con este tipo de noticias tétricas para distraer la atención de las denuncias de corrupción y otros, incrementando la tensión en las ciudades y áreas urbanas para dar luz verde a las acciones económico-comerciales del contrabando y del narcotráfico.

La situación creada como resultado de la confrontación de las dos hipótesis nos obliga a pensar en el futuro negro para la institución del orden y de la ciudadanía en general.Los antagonismos contra los policías inherentes al gobierno de turno agravan cada vez más la situación institucional dentro del sistema de seguridad ciudadana.

J. Waldo Panozo Meneces

Policía – Politólogo