De Butch Cassidy (1908) a Juan Pari (2017)

Noticias

Los norteamericanos Butch Cassidy y Sundance Kid (1908) estarían humillados como primeros ladrones de Bancos en Bolivia, para robar ya no se necesita tener un arma en la mano. ¡Es más efectivo ser empleado del gobierno! En vez de entrar enmascarado al Banco y arriesgar la vida, ¿Por qué no contratar a unos brujos para engañar a toda la ASFI y apretar unas teclas para ordenar a un sistema electrónico para sacar dinero más fácil que para cualquier cliente? Esto es lo que ha hecho un empleado en el Banco Unión y muestra la relativa facilidad con que se puede burlar todo un sistema de seguridad interno y externo, y el sistema de controles de la ASOBAN que debieran haber evitado este tipo de riesgo.

El Banco Unión inicio sus actividades oficialmente en 1981, sin embargo, la información histórica en el internet desapareció como por arte de magia, apareciendo información a partir de 2007 como Grupo Unión, por lo que he tenido que recurrir a mi hemeroteca personal. Es interesante porque con el Banco Unión desde su fundación existen hechos sugestivos (¿paranormales?). Resulta que en octubre de 1993 en varios medios y el que publicó con mayor detalle fue el Semanario “Aquí”, pues salió la noticia denunciando a un connotado grupo corrupto del partido político oficialista integraba aquel gobierno e implicaba en esas acciones al Banco Unión que era de propiedad de A. P., J.V.A., L.F.S.B., Diputado A. del MIR y otros, por lo que demostraron que esa entidad financiera había iniciado (o ampliado) programas de financiamiento, ¿blanqueo de dólares del narcotráfico en tiempos de las dictaduras militares? especialmente orientados a fomentar algunos rubros ilegítimos y a un supuesto Centro de Asistencia Social (CECAPAS), en esta época no nos olvidemos las actividades del narcotráfico como “La Florida”, “Caparuch” y “Chapacura”, o también como los célebres “Meco Domínguez” y “Oso Chavarría”.

Es así que resulta interesante que en 1999 hace su aparición en el escenario político y criminal el desaparecido Marco Marino Diodato, administrador de Atlantic Games, cuando se hablaba de la banda “Santa Cruz Conection”, adjudicándole a ese grupo conformado por militares la seguridad nacional del Banco Unión. Una vez que se vieron descubiertos públicamente en 27/06/99 ocurrió un incendio en los ambientes u oficinas del Gran Cuartel de Miraflores donde solo se quemaron algunos papeles y documentación. Paradójicamente un 25/07/99 en la ciudad de Santa Cruz, en la oficina que tenían la información en la que estaba involucrado la gente de Diodato ocurre otro lamentable incendio en el tercer piso del Banco Unión donde también solo existían papeles y documentación.

Los últimos años en el periodo del Proceso de Cambio el Banco unión clasificaría entre los bancos privados cuyo mayor accionista con el 97% es el Estado Plurinacional y el otro 3% ¿a quién(es) corresponderán? la lógica que un Banco confiable debe tener solidez y solvencia por lo que se deduce que cuenta con programas y proyectos orientados a la búsqueda y desarrollo de otras fuentes de financiamiento. Por el ultimo hecho de ¿Hurto? ¿Desfalco? y/o ¿Robo? La experiencia de Colombia, Perú, México donde el narcotráfico ha crecido; pero para evitar agravar el enorme déficit presupuestal, tuvieron que (simultáneamente) que crear nuevas formas de captar dineros de lo ilícito Seria serio e interesante profundizar las investigaciones con las actividades antiguas de este Banco y sus ¿ex? Propietarios. Cuando la violencia ha llegado, amenazas de muerte, violaciones, asesinatos, feminicidios, robos… Y los ciudadanos que hasta hace muy poco disfrutaban de una tranquilidad, hoy han cambiado sus costumbres. Unos contratan servicios de seguridad privada y viven en casas protegidas con equipos electrónicos. Pero todos vivimos en un clima de terror, que antes solo veíamos en las películas. Estos últimos fenómenos en nuestra geografía nacional están marcados por eventos relacionados con la actitud mucho más abierta de las actividades ilegales o criminales (tráfico de drogas, contrabando, secuestros, tráfico de armas, trata y tráfico de personas, corrupción, desfalco, fraude fiscal, malversación pública, extorsión y muchos otros).

La actual inseguridad, sus posibles significados y segundas intenciones nos dejan a nuestra libre imaginación sobre un supuesto lavado de dinero (conocido también como lavado de activos, lavado de capitales, blanqueo de dinero o legitimación de capitales) para que surjan posteriormente como el fruto de actividades legítimas y circulen sin problema en el sistema financiero.

Pondré solamente dos ejemplos. El primero, con el caso ‘Pari’ había un total desconcierto con es staff del Banco Unión y no se sabía, creo que ni se sabe con certeza cuanto es el dinero sustraído, informaron por todos los medios que desfalcaron de una cabina de cajero automático de una sucursal en Batallas, cuando en esa no existe cajero automático; el día de ayer en una entrevista un alto funcionario de gobierno indica que como este caso ya habían experimentado otros Bancos. Nos dejan con la duda que hay muchas cosas más gestándose bajo cuerda ¿Será que existe alguna oficina para que ingresen fondos ilegales? ¿Quién está a cargo? ¿Cómo se controla los ingresos y salidas de capitales?

 

El segundo es algo que va totalmente en contra de la credibilidad del gobierno ¿Por qué se hicieron de un Banco que tenían antecedentes oscuros? pero un análisis más profundo y verídico de los antecedentes nos revelara algún día la verdad proyectando desde dicho acontecimiento una imagen del gobierno del Estado Plurinacional y la realidad económico financiera, estos dineros no pueden ser declarados directamente al Tesoro General porque supondría una confesión sobre dichas actividades. Como fruto de la evasión de impuestos, el dinero ilegal puede suponer un problema para los administradores del Estado, puesto que es un indicio claro de posibles delitos tributarios. En otras palabras, los ciudadanos del país no somos tontos como parece que nos toma el gobierno. Una prueba de esto, es que nos damos perfectamente cuenta que empezaran a inventarse marchas de apoyo y bloqueos para desviar la atención, que casualmente coincide con las aspiraciones de la reelección de su líder y, para colmo, está concordando con el fraude electoral de Venezuela.

Y lo más significativo es que cuanto más tratan de aclarar el caso Banco Unión, más lo oscurecen. Los bolivianos insisten en que una cosa no tiene nada que ver con la otra. Pero lo inteligente es no dejarse engatusar por las maniobras de la confusión oficialista. Lo que sí parece ser cierto es que uno de los propósitos más explícitos de todos es saber a ciencia cierta acerca de la idoneidad del sistema financiero nacional —que seguridad tenemos con nuestros ahorros en el sistema financiero nacional— considero que es el comienzo de retirar nuestros dineros del sistema bancario por la inminente desconfianza de uno de los Bancos más importantes de Bolivia.

J. Waldo Panozo Meneces

Policía – Politólogo