ANTE EL GOBIERNO TIRANO ¿SALIR A DEFENDER TU VOTO?

Noticias

Terroristas, secuestradores, narcotraficantes, productores de coca del Trópico cochabambino, corruptos, seudoizquierdistas contra la sociedad boliviana y algunos políticos opositores obligados a cohabitar, en el Estado Plurinacional de Bolivia.

Una cascada de hechos políticos “históricos” se produjo a partir del domingo 20 de octubre, en las elecciones presidenciales en Bolivia, abriendo perspectivas inéditas para la “República Plurinacional de Bolivia, que todos los observadores, al día siguiente de los comicios, trataban de aclarar, con grandes dificultades, debido a la paralización intempestiva del recuento y el posterior cambio en el cómputo como la novedad de la situación creada.

Se desprenden tres tendencias. La primera que el partido de gobierno MAS-IPSP aceptara una segunda vuelta electoral si es que la auditoria que se encargó a la O.E.A. prueba que hubo fraude en los comicios electorales. El segundo hecho notable que se registra es que la alianza que se constituyó en la segunda fuerza política, que, al obtener la segunda mayoría, quedó en condiciones de reemplazar a los masistas en el gobierno, para lo que exigen interesadamente el “balotaje” especialmente los senadores y diputaos que se aseguraron un curul, como políticos aceptando que no tendrán los tres tercios en la Asamblea, alentando a la gente “a salir a defender su voto” para que ellos se beneficien y peor aún esperar sentados cualquier desenlace. El tercer hecho el más sacrificado con un inmaculado patriotismo jóvenes y mayores que se movilizan, bloquean sin pertenecer a ninguna fuerza política, sin recibir el pago para alimentación, gastos realizados para suministrarse su logística para sus protestas. Bolivia se encuentra en la paradójica situación de concebir un presidente vitalicio que solo le interesa defender las plantaciones de coca ilegal de las Seis Federaciones del Trópico y un vicepresidente con la doctrina trasnochada del terror “jacobino”.

Desde que se conocieron las primeras revisiones del voto obligatorio, el domingo por la noche, los bolivianos comprendieron que el paso que habían dado no había sido bastante enérgico, existía la desconfianza del fraude electoral que posteriormente fue revelada por un informe profesional que deja ver irregularidades en 1.085 actas electorales que afecta aproximadamente al 3% del padrón electoral nacional.

El ministro de comunicación envuelto en un altercado criminal con el ministro de la presidencia, renuncia y se desconoce su paradero; el presidente Evo Morales convoca al mismo estilo estalinista y fascistoide a cercar a las ciudades para cortar el abastecimiento de alimentos a los ciudadanos con el fin de hacer respetar el fraude oficialista electoral; Y como tradicionales cochabambinos algunos añejos politiqueros, como un ex masista pretenden marcar línea con mira a las futuras elecciones subnacionales, para lo que no frenan la división interna tratando de destrozar al CONADE, se crea también una nueva organización, el Comité Cívico Popular con los mismos rostros que aparecían en otras organizaciones. ¿Así podemos hablar de unidad para enfrentar a un tirano…?

Este es el panorama de contradicciones y de desorden en el que nos desenvolvemos en Bolivia frente a las incertidumbres que se abren para el país en los próximos días de “enfrentamientos cavernarios a los que ya nos acostumbró el régimen del MAS-IPSP.

Sabemos que todos tenemos nuestras diferencias, sabemos que la mayoría somos tolerantes, sabemos que las finalidades de este régimen del terror apoyado por alimañas corruptas nos llevaran al enfrentamiento fratricida en el que podrían morir gente inocente. Tengamos confianza. Más allá de las divergencias muy naturales que se manifiestan en nuestra defensa por el Estado de derecho, respeto a la C.P.E., respeto al referéndum vinculante del 21-F y el respeto a nuestro voto, lo que nos une es mucho más potente todavía: la unidad patriótica, no nos volvamos encubridores de la violencia delincuencial controlado por la policía y los militares que azota a Bolivia desde el año 2006, recordemos que nuestra unidad es el amor por nuestra patria.

Los dirigentes de los partidos políticos deberán tener en cuenta de esta voluntad de entendimiento. Y, mucho más todavía, deberán contar con estrategias verdaderas, el enemigo mentiroso y corrupto no se encuentra en el Este, en el Oeste, en el Norte, ni en el Sud de Cochabamba. Este enemigo mentiroso, fraudulento y criminal se encuentra en el Departamento de La Paz; Por lo que lo mas sensato no es de bloquearnos internamente y debemos marchar hasta enfrentar a la bestia en su propio bunker de su palacio. ¿Lo podrán hacer y encabezar los líderes que se presentaron a lidiar en las elecciones pasadas? ¿O simplemente arengaran a que los bolivianos “salgan a defender su voto”? ¿O el candidato ilegal, el actual presidente representante de las Seis Federaciones del Trópico preferirá suavizar la marcha, fijar un calendario espaciado, para evitar los choques frontales que amenazarían con transformar en un circo sangriento a la Bolivia del MAS-IPSP?

El peligro es grande. Los ánimos de todos los bolivianos están caldeados, que cualquier momento podemos llegar a una confrontación sangrienta y ¿Porque no decirlo hasta alcanzar a una guerra civil? Es necesario la tolerancia ante la arrogancia oficialista dando muestras de paciencia para evitar caer en excesos, los cuales son peligrosos, porque englobarían, en la práctica, a los criminales de la maña del terror.

En estas circunstancias convienen luchar por “nuevas elecciones”, “cambio de los actuales actores del T.S.E.”, para “todos los bolivianos debemos trasladarnos a cercar La Paz”. De esta manera no beneficiaría ciertamente a los extremistas amos de la corrupción, interesados en caricaturizar los esfuerzos que hacen los ciudadanos cansados del desgobierno para avanzar por el áspero camino, lleno de trampas que se les presenta por delante y que bordea una crisis institucional de dimensiones imprevisibles.

J. Waldo Panozo Meneces

Policía – Politólogo