El tango Cambalache, ¿nuevo himno del Movimiento Al Socialismo?

Noticias

Al vocablo de «corrupción», ya estamos muy acostumbrados a escucharlo por sí, desde la época de la República con los partidos políticos Conservador y Republicano, hasta llegar a la crisis de los partidos políticos tradicionales de Bolivia, en que me trae al recuerdo una histórica votación en el seno del H. Congreso Nacional, en el que ingenuamente todavía pensaba que encontraría probidad a las denuncias de corrupción que realicé en esa instancia los años 1992 adelante, cuando prácticamente exoneraron de pena y culpa a quien fungía de Ministro del Interior, Fernando Barthelemy (†), gracias a los diputados de izquierda Filemón Escobar, German Gutiérrez Gantier y Fernando Álvarez Plata, respecto a los casos de ‘Huanchaca’, ‘Narco video’, ‘Denuncias de corrupción del Capitán Panozo’ y otros.

Sin embargo no se trata de mirar y vivir solo en el pasado, sino que recordar el compromiso del MAS-IPSP con el pueblo boliviano, adquirido en la campaña electoral y en los discursos posteriores a su triunfo de Evo Morales Ayma, acompañado por el sociólogo y guerrillero en época de democracia Álvaro García Linera, que efectúan una serie de declaraciones de principios y promesas básicas entre las que se contaban la “refundación” del Estado para crear una “Bolivia digna, Soberana y Productiva”, la lucha contra la corrupción, contra el narcotráfico y etc. etc.

Pero entonces, ¿qué significa hoy ser corrupto, qué actitudes merecen ese calificativo?, especialmente con quienes prometieron luchar contra este mal. Me alegré en una de las intervenciones públicas por todos los medios de comunicación cuando el vicepresidente del Estado Plurinacional se refería a la paliza de ‘Chaparina’, indicando que conocía quien dio la orden para la intervención policial, pero sin embargo hasta ahora nadie sabe quién dio dicha orden, por lo que se podría calificar este hecho como encubrimiento y no se sanciona a los verdaderos culpables, es así que las actuales declaraciones respecto a la investigación sobre la presente ‘red de extorsión’ que funcionaba desde las carteras de Estado del Ministerio de la Presidencia, Ministerio de Gobierno y Ministerio de Transparencia, al igual que nunca se supo la verdad de la investigación sobre los videos reveladores del supuesto ‘magnicidio’ en el que posiblemente de acuerdo a estas denuncias también públicas y otros casos sombríos estaría involucrado uno de los hermanos de nuestro vicepresidente.

En esta gestión de gobierno se puede advertir que han crecido los casos de corrupción, narcotráfico y contrabando especialmente y el denominativo de corrupto para algunos de los acólitos del MAS no es más que un halago. Por lo que me imagino que ya no hay que admirarnos con los escándalos que se suceden con cierta frecuencia. Únicamente recordar que en todas las épocas hubo y existirá la corrupción, como también los encubridores políticos, líderes en la historia de la infamia, la periodicidad con que se ventilan las prácticas sociales no demasiado transparentes motivan el enjuiciamiento del denunciante como lo recordado con el caso de 1992.

De este modo, añejos y recientes enjuagues turbios demuestran que nadie tiene la exclusividad en cuanto a corrupción. Por lo que es menester recordar solo los más trascendentales:

2006

  • Falsificación de visas para 124 súbditos chinos por los ex congresistas del MAS Santos Ramírez y José Bailaba.

2007

  • Tráfico de avales por el que aparentemente el Tribunal Disciplinario del MAS destituyo a Zenón Cochi, Ubaldo Nina y J. Santos Ramírez F. y benevolentemente prometieron investigar y posteriormente procesar a los legisladores Lino Villca y Nemecia Achacollo.

2008

  • Uno de los años más luctuosos con el caso CATLER-UNISERVICE que su descubrimiento no fue por una denuncia, sino más bien el resultado de la investigación de un atraco con muerte derivado de un volteo de $us 450, para sobornos en la empresa estatal YPFB. Involucrado el presidente de YPFB, Santos Ramírez. Actualmente interno en la cárcel de San Pedro.
  • Este año fue también el caso de contrabando de mercaderías en 33 camiones en el departamento de Pando avalado por Juan Ramón Quintana, actual Ministro de la Presidencia  denunciado por el ex presidente de la Aduana, César López. Acusado también por la revista brasileña VEJA de mantener vínculos con el narcotraficante Maximiliano Dourado, junto a la actual candidata a la gobernación del departamento del Beni Jessica Jordan.
  • Entrega ilegal de tractores, de acuerdo al informe de auditoría del Ministerio de Desarrollo Rural, que revelo irregularidades en la entrega de 148 tractores en 2006. La Fiscalía investigó a varios funcionarios, entre los que se encontraba el ex ministro de esa cartera de Estado, Hugo Salvatierra.

2009

  • Le tocó al departamento de Oruro con la figura del ex prefecto Alberto Aguilar, acusado por presunta corrupción de 10.379.899 bolivianos en la adjudicación del proyecto de Puerto Seco a la empresa PROINTEC S. A.
  • En Puerto Suárez, localidad boliviana situada en el territorio oriental del departamento de Santa Cruz. La Fiscalía responsabilizo al ex presidente de la Empresa Siderúrgica del Mutún, Guillermo Dalence, por la compra de terrenos del área de explotación de hierro del Mutún con sobreprecio de $us 2 millones por 2.500 hectáreas.

2010

  • Durante el año 2010, el juez de Instrucción en lo Penal, Constancio Alcón, envió a la cárcel a Justo Zanga ex alcalde representante del MAS del municipio Catacora (Pacajes-La Paz), por narcotráfico sorprendido con 190 envoltorios de cocaína.
  • La ex ministra de Defensa Legal, Cecilia Rocabado, junto al ex viceministro del área, Javier Vizcarra, fueron culpados, por el Ministerio de Transparencia, de corrupción en el arbitraje contra el Estado por la empresa EURO TELECOM INTERNATIONAL.
  • La Fiscalía de Santa Cruz incriminó al ex diputado del MAS y ex viceministro de Régimen Interior, Gustavo Torrico, por una supuesta organización criminal de extorsión a menonitas junto a un Oficial de Policía y encarcelado el súbdito alemán Schmidt.
  • La ex ministra de Salud, Dra. Sonia Polo, fue recluida en la cárcel imputada por la Fiscalía por cuatro delitos con la firma de una resolución que favorecía a la empresa de juegos de azar LOTEX, con una ampliación ilegal de su contrato por 20 años.
  • El Ministerio de Transparencia abrió una investigación contra el ex ejecutivo de la Dirección de la Autoridad de Empresas Oscar Cámara, quien fue destituido por presunta extorsión a las empresas COPEGAS, TRANS ATOCHA y EFEX.

2011

  • Este año, Luis Mamani ex alcalde del MAS en Calamarca (Aroma-La Paz), fue detenido en posesión de 2.098 gramos de cocaína. Siendo denunciado también por narcotráfico el alcalde de Chacarilla, Alejandro García.
  • El dirigente del MAS, Eustaquio Sullca, fue detenido por la Policía Boliviana, en fecha 22 de febrero, intentando extorsionar a varios coroneles de la Policía Nacional en situación de ascenso al grado de general del Estado Plurinacional.
  • El general de la Policía Boliviana en situación de la reserva activa Rene Sanabria Oropeza, ex Director Nacional de la Fuerza Especial de Lucha contra el Narcotráfico y creador y Director del Centro de Inteligencia y Generación de Información (CIGEIN) dependiente del Ministerio de Gobierno; fue detenido trasladado a Estados Unidos, desde Panamá, por cargos de narcotráfico. De este caso el Gran Jurado de los EE.UU. envio para conocimiento del Poder Judicial seis CD´s referente a las declaraciones, las mismas que hasta la fecha no se las publican.

Todos estos involucrados siempre actuaron de forma corporativa, pero extrañamente las investigaciones no dan a conocer transparentemente el funcionamiento de estas redes de corrupción que cuentan con una envidiable red de extorsiones, sobornos o tráfico de todo lo imaginable (punto y aparte son los secuestros y asesinatos), es de lejos una de las corrupciones más espectaculares y célebres, mas no la única institucional y antigua.

Pero la corrupción de los masistas dentro el proceso de cambio está pasando gradualmente al estado de descomposición interna del instrumento político de las Seis Federaciones del Trópico, por lo que la corrupción de anteriores gestiones de gobierno palidecen frente a la desarrollada en la gestión del líder y presidente de los cocaleros, quien utiliza el discurso de la transparencia, lucha contra la corrupción y contra el imperialismo, sin embargo utiliza como atuendo casi diario la ‘representación emblemática de capitalismo’, el pantalón de «jean».

Los escándalos recientes proliferan, ya no constituyen una novedad, pero sí lo es su ventilación periodística minimizados por los programas del canal de televisión estatal, que hacen pensar que, a pesar de todo, la impunidad para los corruptos descenderá en tanto la sociedad no quite el dedo de la llaga. La corrupción se ha venido masificando como resultado de la degradación de los valores morales que hacen aparecer como justificables actos contrarios a la honradez. Donde algunos de los funcionarios de la institución encargada por mandato constitucional se encuentran también en su encrucijada, parecen ser los más enmarañados en asuntos turbios.

La corrupción que amenaza con tomar carta de residencia en Bolivia. Nuestra patria no merece seguir transitando, en sus esferas de poder y a nivel calle, por el sendero de la simulación, la prebenda, el soborno. Si bien son sabias las estrofas del ‘tango cambalache’, pero que no nos tomen a todos los bolivianos de ‘giles’, somos conscientes de lo que ocurre y de lo que se está encubriendo por ello una gran mayoría pensamos seriamente en que al actual gobierno se debe exigir por estos hechos al “revocatorio de mandato”.

J. Waldo Panozo Meneces es Policía y Politólogo

C.I. No. 832270 – Cbba.

Comments are closed.