SOCIALISMO LATINOAMERICANO Y LA VIVEZA CRIOLLA

Noticias

Los marxistas, los marxólogos y los marxianos que nos muestran una falsa realidad política de los contrasentidos de una vida común a toda Latinoamérica y el pueblo boliviano en particular. Marx afirmaba que el Estado es un órgano de dominación de clase. Explicación que, por sí sola, revela la verdad profunda de la Bolivia del MAS-IPSP eterno.

Las contradicciones entre la ideología socialista y la realidad cotidiana se hacen más obvias cada día. El resultado: hombres y mujeres que buscan una forma de escape para las presiones de la vida diaria, ya sea en el comercio informal que es parte integral de la sociedad, y su eliminación traería dificultades al gobierno, el alcohol, las drogas, el contrabando, la prostitución o la religión. Tras esa formidable fuerza estatal, hierve una sociedad desmoralizada que se debate entre la corrupción y un resurgimiento de valores espirituales.

Este es un fenómeno sumamente interesante que debe ser analizado, punto por punto. A pesar de su Plan de Desarrollo Económico y Social del Estado Plurinacional de Bolivia que no es capaz de satisfacer las necesidades básicas de los ciudadanos… y los motivos son muchos. Comencemos por tomar en cuenta que Bolivia siempre fue exportador de materias primas y mano de obra barata. Mientras que sus líderes, desde el Palacio Quemado de La Paz, predican alcanzar al “comunismo” poniendo de ejemplo a otros supuestos Estados comunistas basado sobre la sabiduría de Karl Marx falseándonos sobre las virtudes del “socialismo”, la población boliviana se expresa en diversas esferas y adoran el vivir en paz y gozar de todas sus libertades. ¡Las contradicciones no terminan ahí! Desde el punto de vista militar, las FF.AA. bolivianas desde la fundación de la República siempre se coligaron a los gobiernos de turno excluyendo su misión constitucional, sometiendo a su propio pueblo, convirtiéndose en un verdadero super poder.

Cada día se hace más y más difícil disimular los fracasos de los masistas que no se ruborizan en sus discursos embusteros y amenazando a los ciudadanos ante los fracasos del gobierno, fracasos que los afectan profundamente.

Pero disimular los fracasos del sistema se hace cada día más difícil, cuando no imposible… y como índice acusador están las noticias cotidianas en los medios y especialmente en las RR.SS. Porque ante la crisis económica ya hicieron subir arbitrariamente el costo de la energía eléctrico y del gas industrial.

Todos estamos con la vista vigilante en la naturaleza y privilegios de la élite política de los acólitos del MAS-IPSP, una clase privilegiada como la oficialmente conocida nomenklatura en la ex URSS. debido a esa debilidad que han ido desarrollando los marxistas en el poder por la retórica y el cultismo; es decir: por las palabrotas. Hoy en día en los países latinoamericanos con gobiernos “populistas-progresistas” como en Venezuela, Bolivia y otros, existen clases sociales prósperas, la clase privilegiada de los países socialistas, la nomenklatura que se les daba en el siglo pasado un nombre tan rimbombante. Me imagino que esa terminología sólo se conoce en círculos intelectuales y que cada país tendrá su palabra autóctona para designar a estos señores. Lo digo porque en Cuba se los llama mayimbes, origen de una palabra africana que significa jefe grande.

Ha sido muy clara la reacción maleducada del vicepresidente Álvaro García Linera en la interpelación al ministro de defensa realizado por una diputada de la oposición a la que pretende callarla “regañándola” con violencia en pleno hemiciclo por presentar alguna documentación acerca de la participación de un militar boliviano en la hermana República de Venezuela, además de denuncias constantes que refleja la corrupción del régimen oficialista. Un socialismo que solamente refleja la realidad que vivieron y viven algunos países que adoptaron el supuesto modelo socialista marxista, donde el resultado siempre fue el enriquecimiento de unos infelices oportunistas. Por lo que no hay duda que los ciudadanos honestos y algún medio imparcial tengan suficientes luces como para exclamar: “Lo que tenemos aquí es una Mafia, ¿entiende?”, refiriéndose al grupete de todopoderosos que eran denominados nomenklatura.

Lo relacionan a Simón Bolívar con el pensamiento socialista, impulsando los proyectos de irradiar desde el centro de Sud América la UNASUR, el MERCOSUR y de la ALBA pretendiendo extender el régimen bolivariano (Presidencia vitalicia) en Latinoamérica. Pero un análisis de la política mundial contemporánea que en parte ya lo había vaticinado Lipset en la ideología del fin de la ideología. En esta era de la tecnología, la crecida de la globalización, la decadencia del marxismo y la deformación de la democracia en democracias, ya no podemos referirnos a ideologías puras, sino estudiar como nuevas mutaciones ideológicas, el pasado romántico de la ideología solo son referentes trasnochados, que solo sirvieron para restituir las dictaduras militares. En otras palabras, estamos en una época que se necesita replantear las ideologías políticas y desenmascarar que las actuales proclamas de los gobiernos solo son falacias, los propios líderes que hablan contra el capitalismo y que están progresivamente ilusionándose con “la vida americana”.

Para concluir, nunca hubo en el mundo un solo Estado “comunista” demostrado desde las lecturas del mismo V. I. Lenin (obras escogidas [doce tomos]), N. G. Alexandrov y otros, y Azárov, expone: “En el comunismo el trabajo dejará de ser una obligación y se convertirá en una necesidad vital para todos los miembros de la sociedad, en fuente del más grande placer. Como consecuencia de que desaparecerán las diferencias de clase, en una etapa dada del comunismo se extinguirán por completo el Estado, las instituciones jurídicas y la ideología política y jurídica, se afirmará la autogestión social comunista, de la que participarán lodos los miembros de la sociedad, y las normas de la moral comunista se convertirán en una exigencia interna y costumbre para todos los hombres”.

La causa de todo esto es que el sistema socialista ofertado no ha dado resultado, y quizás, esté condenado a no darlos. ¿Por qué? En pocas palabras, exceso de planeamiento central, escasos incentivos al sector privado industrial, corrupción, etc. etc. En los últimos años, el gobierno parece haberlo comprendido así, pero el modelo comunista trasnochado está diseñado con tal inflexibilidad, que se dificulta implantar variaciones que resulten en cambios significativos. Mientras, la desesperanza va minando al pueblo, y se produce con ello una serie de fenómenos, como el quebrantamiento de la moral, el escapismo a través de meterse en el mercado informal, alcohol o las drogas; y el crecimiento de un valiente, casi suicida, movimiento divergente.

J. Waldo Panozo Meneces
Policía – Politólogo