Main Menu

Religión y la política desde la visón monocrática del MAS-IPSP

¡Que ironía…! Desde los tiempos remotos, las religiones han sido utilizadas por los dictadores, autoritarios y totalitarios para satisfacer los apetitos por el poder y sus instintos delincuenciales. Una salida conveniente e irracional. Desde la inquisición hasta el régimen MASista, los fanáticos sembraron el odio y la muerte en su nombre.

La Iglesia precisamente (entendida como una “comunidad moral”) permite comprender las implicaciones desde la terminología sociológica de Max Weber y Emile Durkheim. Max Weber expone que la religión y la ética religiosa se entienden en su diferencia y distancia de la política. El camino está abierto entonces para una comparación entre religión y política, precisamente donde están visiblemente en “afinidad funcional” y motivan comportamientos o afectos similares. Esta afinidad no suprime la diferencia, por el contrario; Produce competencia entre los dos, o más bien la fortalece. Weber piensa, por una parte, en la caridad, “el amor activo del prójimo” y el apoyo mutuo que motiva y motiva masivamente a la comunidad política en la guerra.

Emile Durkheim adopta insistentemente la posición del patriotismo francés (jacobinos) que ha inscrito en sus pancartas los valores universalistas de la humanidad, lo hace invocando al cristianismo, un cristianismo que no se opone a la “religión de la humanidad”. El colectivo eclesiástico, en el sentido de Durkheim, puede ser un colectivo étnico-político delimitado, pero también puede trascender las fronteras nacionales o incluso designar un colectivo parcial dentro de estos límites. Lo que cuenta es la existencia de una “comunidad moral” como tal, y la autoconciencia de ella. Con respecto a su respectivo significado social. El colectivo religioso y el colectivo político, por lo tanto, pueden variar independientemente unos de otros; Su coincidencia, sin embargo, no está absolutamente excluida.

No debemos olvidar, que Evo Morales. Aprovechando su carrera turística, ¡fue al Vaticano, ahora vista iglesias protestantes! Así realizó su “cruzada”, que lo llevo a la designación del cardenal boliviano. Ahora que estamos frente a las históricas “elecciones primarias” y el enigma del 21-F es necesario también escuchar el pronunciamiento de la “comunidad moral” y no solo la posición servilista de apoyo político al gobierno y la amenaza a toda la sociedad por parte del comandante policial.

No solo debemos escuchar las voces disonantes de los oficialistas —de turbulentos pasados—, actualmente en el poder, y tienen igualmente el apoyo de otras iglesias religiosas. En el centro de la lucha electoral está en juego el predominio del “referéndum del 21 de febrero 2016” y su carácter vinculante, que una nueva mayoría le dijo “no a la repostulación de Evo-Alvaro”. Desde 2016 la oposición ha efectuado una serie de movimientos para exigir el respeto a la C.P.E. y demás disposiciones legales. La comunidad internacional y la iglesia católica también está efectuando apoyos con el mismo fin… Porque los líderes opositores han denunciado que el TSE parcializado al oficialismo no impedirá la inscripción del binomio del MAS-IPSP el 28 de noviembre. En contra del 21-F que le prohibió repostularse por el 52%.

J. Waldo Panozo Meneces

Policía – Politólogo






Comments are Closed