Main Menu

De mafia, carteles y patrones de la coca en el Proceso de Cambio

Estos últimos tiempos hemos visto crecer la “industria de la coca” y con ella específicamente el análisis de la coca legal (territorios tradicionales) y la coca ilegal (eufemismo de cocaína en las zonas no tradicionales) y que su producción es para el narcotráfico. El narcotráfico está causando pánico por la inseguridad. Hay personas que están tratando de penetrar en el mundo del otro… sentimos la violencia alrededor de nosotros y de nuestra familia y, lo peor, es que la policía y nadie sebe como evadirlo.

Esta ola de violencia que ha surgido por la propagación del narcotráfico que arrastró a otros tipos de delitos en nuestra sociedad. Los ciudadanos más pudientes se han propuesto instalar grandes y costosísimos sistemas de seguridad, además de que ya poseen perros y guardias civiles que viven en su propiedad para proteger a la familia constantemente. No es divertido vivir de esta manera. Pero es que vivir con miedo, pensando siempre en una muerte horrible y violenta, es terrible. Es necesario instalar sistemas para protección ¿no es más fácil convertir en blanco de ataque a otros que no han tomado medidas para defenderse…?

Es evidente que mientras la gran mayoría de la ciudadanía viven con esa sensación de inseguridad. En nuestro país gobernado por el líder de los productores de coca (Las seis Federaciones del Trópico) y ahora se desata la “guerra de la coca” en el epicentro político de Bolivia. Son los negocios más lucrativos en el mundo el negocio de la coca y no pagan impuestos. Con la ley Nº. 906 legaliza los cultivos de la hoja de coca en el Chapare creando conflictividad y fruición con los productores de las zonas tradicionales de la coca para el consumo humano (acullico) sin embargo por este fenómeno se dio un paralelismo en la producción y comercialización de la hoja de coca bautizando a los productores de los Yungas de La Paz como “patrones de la cocaína”. Es necesario reconocer las características del significado de mafia, cartel y patrón.

Característica de la mafia: La evolución de la mafia en los siglos es un peligro y un veneno mortal para la democracia: a través de constante estrategia de infiltración de la sociedad civil y las instituciones (Larousse), pretende hoy conquistar la esfera “legal”, al colocar su influencia esencialmente en cuatro pilares, estrechamente interdependientes: 1) Control territorial; 2) Relaciones de dependencia personal; 3) La violencia como la autoridad suprema de la regulación del conflicto y 4) Relaciones simbióticas con la política.

Características del cartel del narcotráfico: Un cartel de la cocaína es una organización criminal creada con la finalidad de promover y controlar el negocio de tráfico de narcóticos. Los cárteles de la cocaína (narcotráfico) varían desde el acuerdo informal entre varios traficantes de drogas hasta la empresa comercial oficial. Tiene las siguientes características: a) no es ideológico, por lo que no tiene objetivos políticos (su finalidad es el lucro); b) posee una estructura jerárquica; c) tiene unos accionistas limitado (establecida muchas veces en lazos familiares); d) usa la violencia, la intimidación de la violencia, y el soborno; e) es esencialmente monopólico; f) está administrado por reglas explícitas (incluso poseen código de secreto); g) es un fenómeno trasnacional (globalizado); h) el dinero del narcotráfico se infiltra en las economías legales y hasta tiene socios legales; i) con frecuencia su líder no se implica en actividades ilícitas; j) maneja la violencia en su relación con otras organizaciones criminales y, k) suele penetrar el Estado en diversas medidas.

Significado de patrón o patrono es un término que procede del vocablo latino patrōnus. Es el individuo que da empleo a los obreros. 

El paralelismo tiene largas raíces en la tradición boliviana. Cuando el rey de España dictaba decretos utópicos para una tierra que desconocía, la incitaba a desarrollarse en la clandestinidad. Si uno lee las “Leyes de Indias”, entiende que las colonias hispanas vivían en un paraíso. Un paraíso imaginado en Castilla, a miles de kilómetros en el continente europeo que bajaba dócilmente su cabeza ante los mandatos reales, sin aplicarlos.

La primera fuente del auge del paralelismo es la incapacidad del legislador para dictar disposiciones legales objetivas en su forma como en su fondo, realizables, ajustadas a la realidad de la sociedad que las recibe. Una vez que a esas normas se lanzan sobre el pueblo, éste empieza a defenderse a través de la creación inorgánica de procesos informales. No se puede decretar el monopolio del transporte, por ejemplo, si no se está en condiciones de ejecutar el servicio. No se puede imponer la C.P.E. como ley de leyes si después el gobierno no la cumple con la respectiva degradación de canalla mentiroso. La gente, entonces, se “delinque”. Una, vez que se acostumbra a esquivar leyes absurdas, la gente pierde además el sentido de la disciplina social. De ahí en más, desobedecerá incluso las leyes razonables.

Decía Montesquieu “las leyes inútiles debilitan a las necesarias”. Si el legislador ha dejado correr, una imaginación irresponsable, los hábitos colectivos y la letra de la ley empiezan a distanciarse. Hasta un límite, la informalidad completa y suplanta a la ley. Pero más allá de un límite, la comunidad empieza a disolverse.

Afirmaba Marx “que el ejecutivo del Estado moderno no es otra cosa que un comité de administración de los negocios de la burguesía”. Sin embargo, el Estado, después de todo, es necesario. Cuando el Estado se ajusta a la sociedad como un zapato a medida, la envuelve y la protege. Si el zapato aprieta demasiado los dedos se liberan de él, pero queda expuesta, al mismo tiempo, a los peligros del mundo exterior. Juzgue usted quien esta mas cerca de ser denominado, mafia, cartel y/o patrones de la cocaína.

J. Waldo Panozo Meneces

Policía – Politólogo






Comments are Closed